DIEZ AÑOS DE ANTI-KARAOKE

En este 2015 se cumplen ya diez años de locura en Anti-Karaoke, así que es momento de recordar algunos de los capítulos memorables de la historia del show, desde sus inicios en el Café Teatre Llantiol hasta la actualidad.

Nace el show Open Mic en el Cafe Teatre Llantiol. El espectáculo más loco y low budget de la Tierra. Cada persona del público que deseaba actuar, disponía de 15 minutos para darlo todo en el escenario. Open Mic no era exactamente comparable a una producción de The Rolling Stones. Tan sólo dos personas, pareja sentimental en aquella época, organizábamos esa locura, pero cada noche, por arte de magia, un puñado de performers espontáneos se sumaban al circo y la audiencia podía disfrutar veladas memorables de comedia, música, mimo y performance art. Todo se lo debemos, por supuesto, al dueño del Llantiol, Lluís, y al manager del teatro, Yuri Mykhaylychenko. Sin su apoyo, probablemente jamás habría nacido Anti-Karaoke, y siempre les estaremos agradecidos por ello. Nos permitieron desarrollar nuestro freaky proyecto en su precioso teatro, sin exigir nunca nada. Tanto si había público como si no, Lluís y Yuri estaban ahí para apoyar una propuesta arriesgada e inusual, y prácticamente desde el principio, el público respondió con una entrega increíble.

Se vivieron grandiosas noches en ese primer año del Llantiol. Algo que refleja el ambiente tan increíble de esas veladas es que al finalizar cada Open Mic, Yuri bajaba las persianas del teatro, y un grupo de amigos, entre quienes siempre había performers y gente del público, seguíamos bebiendo, riendo y cantando canciones hasta las cuatro o cinco de la madrugada. También debemos darle las gracias a Bertha M. Yebra y a Popular 1, la revista de Rock más veterana de este país (¡42 años en los kioskos!), por apoyar el show desde el principio. Mes tras mes, la publicidad gratis cedida por Bertha permitió que los rockeros de este país conociesen Anti-Karaoke (ya es una larga década de A.K. en las páginas del Popu), y de hecho, algunos de sus lectores y redactores terminaron siendo estrellas del show: Syd Barretina, Senén Armengol, Fede “Sex” Navarro, Uvejo Rock’n’Roll, Lizard King, El Ginecólogo de Nicole Kidman (conocido en el Correo del Popu como El Primo Lejano de Paul Stanley), Oscarzombie, etc. La lista es muy larga.

En la última etapa de Open Mic, decidimos crear paralelamente otro show basado en la música, pero que conservase el mismo componente teatral. Así fue como nació Anti-Karaoke. La idea surgió de un modo totalmente casual. Tras ir a un par de karaokes cutres de barrio y ser tratados con hostilidad por sus responsables, nos animamos a montar el tipo de karaoke al que nos gustaría asistir; o sea: ya que no existía algo así, ¿por qué no crearlo de la nada? En aquellas dos ocasiones, fuimos acompañados por un grupo enorme de amigos y redactores de Popular 1, y en cada caso, encontramos una sala casi vacía. Quizá seis o siete personas cantando temas de Pimpinela y Mecano. Pese a transformar el lúgubre lugar de turno en una fiesta enloquecida en pocos minutos y pagar el abusivo precio de sus bebidas, cuando los dueños veían que la gente de nuestro grupo cantaba temas de Olivia Newton-John al estilo Pantera, se escandalizaban, y sólo permitían que saliesen a escena sus clientes habituales, los admiradores de Pimpinela y Mecano.

Sin embargo, fueron un par de noches muy cachondas. Imposible olvidar a una chica sentada sola en una mesa, que nos contó que su psicoanalista le había recomendado que fuese a un karaoke para abrirse al mundo. Lástima que en aquel momento aún no existiese una opción como A.K. para ayudarle a superar sus problemas. De hecho, a lo largo de los años, más de un psicoanalista envió a sus pacientes a Anti-Karaoke como terapia. Y no, no es broma. Realmente sucedió. Nada mejor para ganar autoestima que demostrarse a uno mismo que puede salir a un escenario y entretener a una audiencia. Sin olvidar a todos aquellos que han venido al show durante todo este tiempo, y quizá no han cantado, pero han encontrado amigos e incluso una futura esposa o marido.

Tan pronto como Lluís y Yuri nos dieron luz verde para iniciar A.K, el teatro se llenó de habituales del show Open Mic. Inicialmente, el Llantiol sugirió que bautizásemos el nuevo espectáculo como Retro-Karaoke, pero al final nos decidimos por ANTI-KARAOKE, el nombre perfecto para un show de estas características. Y lo que podría haber sido un karaoke más, terminó convirtiéndose en una experiencia inclasificable. Uno de los primeros grandes momentos de A.K, se produjo la primera noche durante una actuación de Syd Barretina. Mientras Syd cantaba un tema de “The Wall” de Pink Floyd, un danés con pinta de Satán saltó a escena e interactuó con él de forma espontánea. Syd se retorcía por el escenario, el danés agitaba los brazos de un modo intimidante y Yuri iluminó la perturbadora escena con un filtro rojo diabólico. ¿Realmente sería posible ver algo así en un karaoke de barrio? Oficialmente, acababa de nacer el show más explosivo de este país. Al finalizar esa noche, la entrada del Llantiol quedó cubierta de vómito. Una velada excesiva como pocas.

Los primeros habituales de Anti-Karaoke fueron performers como el mencionado Syd Barretina, Fede “Sex” Navarro, CNN The King of the Night Life (Senén Armengol), Fosy Rock…

Tras unos cuantos shows en el Llantiol, el espectáculo se trasladó a la sala Sidecar los lunes; supuestamente, la noche más difícil de la semana en aquella época. Quim Blanco, el hombre que nos dio nuestra segunda gran oportunidad en Barcelona, se reunió una tarde con nosotros en la terraza de Sidecar, y tras explicarle el confuso concepto del show (un espectáculo que usa el formato karaoke sin ser realmente un típico karaoke, blah, blah, blah), nos dijo: “OK, os haré un traje hecho a medida”. O en otras palabras: tuvo el detalle de apostar por Anti-Karaoke, de la misma manera que hicieron Lluís y Yuri en el Llantiol tiempo atrás. Y eso, amigos, no es habitual en el mundo de la noche. Ni en Barcelona ni en ningún otro lugar. Todo un caballero, Quim Blanco, con el que siempre, siempre estaremos en deuda.

El primer mes fue complicado, no hubo promoción y muy pocos se enteraron del cambio. Fueron veladas extraordinariamente freakies para doce o quince personas, que sin embargo se recuerdan ahora con cariño. Los turistas despistados que asistieron a esos primeros shows, salieron alucinados.

El segundo mes todo cambió. Un flyer con la imagen de Gene Simmons captó la atención de un montón de gente que ni tan siquiera había llegado a conocer Open Mic. Explotamos la imagen del amigo Gene durante todo un año (sorry Gene!), pero sirvió para presentar A.K. en sociedad, y por fortuna The Demon jamás nos demandó. Ese legendario rostro maquillado reflejaba exactamente el espíritu del show: rock’n’roll, locura glam, fiesta excesiva y un concepto totalmente teatral. Cada semana nos encargábamos de repartir flyers y poner posters por toda la ciudad. Eramos una guerrilla de dos personas. Y nuestro mayor enemigo eran las ancianas. Ya se sabe que no hay nada que le guste más a una anciana catalana que recibir cosas gratis y siempre nos perseguían para conseguir el flyer de turno, aunque nuestro show, obviamente, no encajase con su idea de lo que es entretenimiento.

El primer año en aquella sala fue muy salvaje. Llenazos constantes, gente colgándose del techo, cameos de rockstars míticos e incluso teloneros de lujo como Marky Ramone. El batería de los Ramones ofreció una noche un concierto de clásicos de su mítica banda antes de Anti-Karaoke. Encontrarnos a Marky compartiendo camerino con nosotros es uno de esos momentos que uno no olvida jamás. Otras bandas internacionales también telonearían a Anti-Karaoke. Por ejemplo, The Shocker, el grupo de Jennifer Finch, la carismática bajista de L7 (que hoy en día vuelve a formar parte de la banda), ofreció un concierto antes de A.K, y después se quedó a ver nuestro espectáculo e incluso salió a escena a cantar “Surrender” de Cheap Trick.

Una de las primeras bandas importantes que actuó como invitada durante una velada de Anti-Karaoke fue The Black Halos. Para quien no los conozca: The Black Halos es uno de los mejores grupos de Rock salidos de Canadá. Influenciados por iconos como Dead Boys, The Stooges o New York Dolls, los Halos grabaron en la pasada década unos cuantos discos realmente imprescindibles. Y como tantas otras bandas, vinieron una noche de fiesta a A.K. y acabaron en el escenario, cantando “Kids in America” de Kim Wilde. Todo un honor contar con un frontman del calibre de Billy Hopeless en el escenario de Anti-Karaoke. En las siguientes giras de los Halos, siempre que el grupo pasaba por Barcelona, Billy preguntaba a los promotores si podían llevarle a A.K.

Siguiendo con estrellas internacionales, fue especialmente memorable la velada en que se produjo una medio reunión de White Zombie en Anti-Karaoke. Gracias a la conexión con Popular 1, Sean Yseult (bajista de White Zombie) asistió al show. Y el destino hizo que esa noche The Cult tocasen en Barcelona, por lo que la banda terminó viniendo a Anti-Karaoke después de su concierto, y Sean se reencontró por primera vez en años con John Tempesta (ex-batería de White Zombie, que en ese momento tocaba con The Cult). Fue gracioso además ver a todo un Billy Duffy (legendario guitarrista de The Cult) contemplando con una sonrisa en el rostro la locura A-Keana. Esa memorable noche, Sean Yseult, que nunca antes había cantado en un karaoke, se animó a interpretar nada menos que “You Really Got Me” en versión Van Halen.

Otros muchos músicos internacionales pasaron por el escenario de A.K. en esa etapa. Entre ellos, podemos recordar al gran Eddie Nichols (Royal Crown Revue) cantando “Ring of Fire” de Johnny Cash, Jim Wilson (Mother Superior) interpretando “Under Pressure” de Queen, nuestros colegas de Supagroup haciendo “Dirty Deeds Done Dirt Cheap” de AC/DC, Pink Snow (Erocktica) rockeando y haciendo crowd surfing con “Killing in the Name”, Blaine (Nashville Pussy) dándolo todo con “Ace of Spades” de Motörhead, Dava She-Wolf (Cycle Sluts From Hell) dejándose la piel con “Born to Lose”… Y podríamos seguir y seguir: también actuaron The Bellrays, Captain Poon (Gluecifer), etc. Otros muchos acudieron solo como espectadores: desde Sami Yaffa (Hanoi Rocks) y Stevie Klasson (Diamond Dogs) hasta Rosie Flores y Dregen (Backyard Babies).

La mayoría de ellos vinieron gracias a la ayuda del redactor de Popular 1 y gran personaje de la noche barcelonesa, Senén Armengol, que se encargaba de traerles al finalizar cada concierto. Incluso el mismísimo Sebastian Bach vino a Anti-Karaoke después de una de sus actuaciones, pero por desgracia llegó tarde y nos quedamos sin escucharle cantando “Welcome to the Jungle” o “Highway to Hell”.

Una actuación en A.K. que bien merece ser recordada aquí es la de Carmen de Mairena. Gracias, de nuevo, a la ayuda de Senén, pudimos contar con este personaje tan psicotrónico que cantó una copla en una noche marcada por el Metal y el Punk Rock.

Un año después del inicio de A.K. en Barcelona, decidimos llevarlo a Madrid. Fue suficiente una llamada a Marcela San Martín de la sala El Sol, para cerrar el trato. Marcela no sabía lo que era Anti-Karaoke, pero por supuesto conocía de sobras Popular 1. Le expliqué el concepto del show, le gustó y un mes después debutábamos en la capital. La primera noche de A.K. en Madrid fue realmente especial. Una docena de habituales del show de Barcelona se trasladaron a Madrid para vivir la experiencia (incluso Quim Blanco de Sidecar no quiso perderse ese estreno en Madrid y viajó desde Barcelona para estar con nosotros). Fue grande además conocer a un montón de lectores del Popu, que acudieron a A.K. por curiosidad. Entre ellos estaba nada menos que Uvejo R’n’R, que pronto se convertiría en la gran estrella de A.K. Madrid. El show se celebraría en la sala El Sol durante ocho años.

Al cabo de un tiempo, surgió la idea de rodar un documental sobre Anti-Karaoke. Un cineasta mexicano se entregó en cuerpo y alma al proyecto durante meses, pero sin embargo nuestro peculiar rockumentary nunca llegaría a completarse. En alguna parte tenemos un verano entero de shows en Barcelona filmados de principio a fin, e incluso entrevistas con habituales de A.K. Madrid como Uvejo, Rita Von Teese o El Ginecólogo de Nicole Kidman.

El show siguió creciendo y creciendo, y los grandes medios se interesaron por Anti-Karaoke. Incluso El Gran Wyoming habló de A.K. en su programa “El Intermedio” y envió un equipo a filmar imágenes de A.K. Madrid.

Tras Sidecar, llegó la etapa más masiva de Anti-Karaoke en Apolo. A.K. se celebró durante cuatro años en la sala Apolo 2, e incluso disfrutamos algunas veladas masivas en Apolo 1 con una audiencia de 1.300 personas y entradas agotadas. Por aquel entonces el equipo de A.K. seguía estando formado únicamente por dos personas, lo que demuestra que a veces no es necesario recurrir a grandes producciones para ofrecer shows espectaculares. Sólo es necesario entrega e ilusión. Aunque el A.K. más masivo de la historia tendría lugar en un festival: Azkena.

El año en el que Anti-Karaoke estuvo presente en Azkena, los cabezas de cartel fueron nada menos que Sex Pistols. El show se celebró dos noches en una carpa para 5.000 personas. Una noche compartimos escenario con Blind Melon y la otra con Los Lobos. De nuevo, éramos solo dos personas intentando sacar adelante algo absurdo… ¿un pequeño espectáculo de karaoke teatral para miles de rockeros borrachos a las tres de la madrugada? Los responsables de Azkena enseguida nos hicieron saber que les preocupaba la seguridad y nos prohibieron finalizar cada noche con la típica invasión de escenario del público, una de las tradiciones de A.K. Lógicamente no es lo mismo invitar a subir a unos cientos de personas que a 5.000… Milagrosamente todo salió bien, y contamos con las actuaciones de muchos habituales de A.K. Madrid y A.K. Barcelona, que se desplazaron hasta allí para vivir algo que prometía ser único.

Anti-Karaoke también se celebraría en otros festivales como Artículo 20 o S.O.S. Este último fue realmente especial. Destinaron una carpa de 300 personas para Anti-Karaoke, por lo que pudimos disfrutar el ambiente sudoroso de un club de Rock en medio de un festival de masas. Al tratarse de un aforo limitado, mucha gente no consiguió entrar, pero quienes lo vivieron, aún lo recuerdan con cariño.

Una de las anécdotas curiosas de los años de A.K. en Apolo fue la propuesta de la banda Voivod para llevar el show a Inglaterra. Estamos hablando de Voivod, mítico grupo canadiense de Prog-Metal, que realmente uno no imaginaría jamás apreciando un espectáculo tan peculiar como éste… La banda al completo vino a ver Anti-Karaoke cuando aún lo celebrábamos en Apolo, y quedaron tan sorprendidos que se ofrecieron para ejercer de promotores y organizarlo en tres ciudades británicas. Lástima que no aceptásemos su oferta. Quién sabe… ¡quizá algún día!

Y bien, tras muchos años de locura, incluyendo veladas para el recuerdo en lugares como Olot, Segovia o Jerez, se produjo una división en el seno A-Keano. Las dos personas que iniciamos esta aventura, seguimos caminos separados…

Y dio comienzo otra etapa interesante. Anti-Karaoke (o más concretamente el A.K. del que hablamos en esta página) se transformó en un show itinerante que hasta ahora ha pasado por muchas salas: Plataforma, Magic, Marula, Monasterio, Wurlitzer, El Perro de La Parte de Atrás del Coche, Zeppelinbar… Clubs de Barcelona, Salou y Madrid. Y en los próximos meses seguiremos llevando el show por todo el país. Ya están confirmadas fechas en Lloret de Mar (Yates Hard Rock), Torredembarra (La Traviesa) y Huesca (El Veintinuno). En nuestra web, antikaraoke.es, encontraréis el calendario de actuaciones.

En esta nueva etapa, A.K. ha sido presentado por showmen como Nacho Ibanez, Jou Mistika, Lobo o Charly ‘90 y show-women como AmyJo Doherty, Katja Stern, Aino Sirje y Olga Motos. Además, hemos incluido otros elementos extra-musicales, como las actuaciones de Nastia Zi, la bailarina de burlesque con más talento de Barcelona. También hemos contado con apariciones estelares de muchos músicos de este país: Carlos Segarra (Rebeldes), Amadeo Mescaleros (Mescaleros), Star Mafia Boy, Morfi Grey (La Banda Trapera del Río), los Decibelios al completo, Sergio Ortiz (Smoking Stones), The Golden Grahams, Canal 69… Y ahí sigue Syd Barretina, reconvertido ahora en Ree Kohl. Es grande que performers de los primeros años como Syd, Fede “Sex” Navarro, Fabri, Senén, Lord Vader, Uvejo, Parker Lewis, Dani Metal, el Ginecólogo, Marc Bad Way, That Crooner From Nowhere y tantos otros, sigan deleitándonos con sus actuaciones.

Por otra parte, los músicos que lo desean pueden interpretar temas propios en A.K, lo cual ha permitido que el show siga reinventándose. Canciones de Mescaleros como “Freedom For All” o “Bring On The Night” ya son tan clásicas en A.K. como cualquier himno que tengáis en mente.

Son ya muchas vivencias acumuladas en estos últimos dos años: Carlos Segarra cantándonos temas de Marc Bolan en la cabina del Magic antes de saltar a escena e interpretar “Summertime Blues” de Eddie Cochran, Morfi Grey de La Banda Trapera rockeando con El Hombre-Perro, Star Mafia Boy rindiendo tributo a Johnny Thunders en A.K. Madrid, Aino Sirje y Jou Mistika deleitando a la audiencia con momentos de dominación/sumisión en “I Wanna Be Your Dog”, Nacho Ibanez interpretando los temas clásicos de G N’R o Bon Jovi como sólo él podría hacerlo, Nastia enamorando a las audiencias de cada ciudad, Charly ‘90 aportando glamour y actitud en cada actuación, Katja Stern decolocando al público con sus ataques escénicos, Little Rock Star emocionando con su frescura e ilusión cada vez que canta temas de AC/DC o los Ramones, Olga Motos poniendo el toque Vegas a las salvajes veladas de Anti-Karaoke, Fabri transformándose cada noche en Super Polla…

Un aspecto positivo de esta nueva etapa es que, por primera vez en la historia, una emisora de radio se ha decidido a apoyar este show. ¡Nuestro agradecimiento desde aquí a Lluís Arté y Rock FM por creer en nosotros!

También hay que citar que en 2015 nació la versión gay de A.K., ANTI-KARAOKE FETISH, que ya ha pasado por la sala Metro de Barcelona y en donde esperamos contar algún día con cameos especiales de Rob Halford y Gaahl. Cuando ideamos Anti-Karaoke Fetish, que cuenta con un repertorio de canciones diferente del A.K. clásico, y obviamente es más loco y extremo, le hablé del proyecto a Sami Yaffa (ex Hanoi Rocks, ex New York Dolls, actualmente miembro de la banda de Michael Monroe), ¡e inmediatamente se ofreció para montarlo en New York! Nadie tiene contactos más interesantes que Sami en este mundo, así que ahí queda esa idea.

Diez años después, sigue siendo excitante compartir veladas tan intensas con amigos como Oscarzombie, Jou Mistika, Lord Vader, Fabri,  AmyJo Doherty, Tillín, Fede “Sex” Navarro, Mr. Eddie Harris, Aino Sirje, Sarduster, Ree Kohl, Nastia Zi, Uvejo R’n’R, Maite Cardò, Parker Lewis, Rafa Gómez, Amadeo Mescaleros, Powerpuff Ale, CNN, Star Mafia Boy, Charly ‘90, Mr. Sambo, Vero Stars, Dani Metal, El Ginecólogo de Nicole Kidman, Rockfels, Demeter, Reina Fartera, Markcerock, That Crooner From Nowhere, Redd Kross Contingent, Marc Bad Way, Cobretti, Mr. Tuckelberry, David Kiss,  Little Rock Star, Downtown Danny, Chee-hoo, Alex Van Ruiz, Capitán Powertapping, Nicte, Issixx Carrie, El Idolo de Argentina, La Ruslana, Jenny Lawless, Nacho Royo, Insight, La Sevillanita, Martin Spangle, Claudia Strippedtails, Stinson, Chispi, Sugar Kane, Santiago Chamizo… Y es un absoluto privilegio contar con la ayuda de la mejor fotógrafa de este país, María José Jiménez, que consigue captar la magia del show cada noche con su cámara. Sin olvidar el trabajo también excepcional de fotógrafos como Marco Quiroga, Markcerock, Rockfels, Eva Ortiz o Lucas Korneyá.

Los próximos Anti-Karaokes se celebrarán el 18 de Septiembre en la Sala Monasterio de Barcelona y el 19 de Septiembre en Yates Hard Rock (Lloret de Mar).

La aventura continúa. ¡Nos vemos en los escenarios!

Texto: Cesar Martín

Foto: Maria Jose

Advertisements

ANTI-KARAOKE EN MONASTERIO: 28-8-15

Qué gran noche en el Anti-Karaoke de Monasterio del pasado viernes! Un comentario de un británico, al finalizar la enloquecida velada, deja bien claro lo especial que es este show: “Felicidades. No he visto nada igual. Totalmente diferente y original. It was great!”. Y es que realmente sería difícil encontrar un show similar al A.K. de Monasterio, en donde tan pronto ves a la estrella de burlesque, Nastia Zi, seduciendo a la audiencia como a metalheads dándolo todo con temas de Lamb of God o Metallica.

El nivel de A.K. el pasado viernes fue realmente muy alto durante toda la noche. Grandes actuaciones de estrellas del show como Jou Mistika, Oscarzombie, Ree Kohl, Amadeo Mescaleros,  Stars, Rafa, Fabri, La Ruslana, Marc Bad Way, Xiscu o Fede “Sex” Navarro, y muchos debuts interesantes, a destacar especialmente el de un caballero británico llamado Frazer que emocionó con su “Rock’n’Roll” de Led Zeppelin o la sorprendente interpretación de “One” de U2 a cargo de Heike.

Es grande tener de vuelta en Anti-Karaoke a Stars, que ofreció un excelente “Bring Me To Life” a medias con Oscarzombie. Y no podemos pasar por alto el retorno de Marc Bad Way, uno de los grandes veteranos de Anti-Karaoke, que actuaba a menudo en el show hace ya diez años. Marc cantó en esta ocasión “Livin’ on a Prayer”, como debe ser (en el pasado, solía poner siempre la nota festiva hard rockera al show), pero además sorprendió nada menos que con “Smooth Criminal”.

También fue muy especial ver a Nastia Zi de nuevo en acción. Su número de burlesque con “Mannish Boy” causó sensación, con una sala llena dedicándole ovaciones.

Por lo demás, muchos grandes momentos. El estreno en A.K. de “Victim of Changes” de Judas Priest a cargo de Ree Kohl fue espectacular. Jou Mistika arrasó con un increíble “Bohemian Rhapsody”. Amadeo Mescaleros volvió a colocar el listón muy alto con la interpretación de temas propios como “Freedom For All” o “Bring On The Night”. Rafa aportó la magia Glam 70’s con el clásico “Fox On The Run” de Sweet. La Ruslana reinó por todo lo alto con “Smells Like Teen Spirit”. Fede “Sex” Navarro aportó locura e irreverencia con “Roxanne”. Xiscu estuvo especialmente inspirado con un precioso “Wanted Dead Or Alive”. Macarroni rockeó duro con “Highway to Hell”. Gran debut de Scott con “Mr. Brightside”. Anastasia nos deleitó con un precioso “Sweet Child O’Mine” a medias con La Ruslana…

La ceremonia llegaría a su fin con unos “Thunderstruck”/“Killing in the Name” absolutamente matadores. Fabri en escena con el micro en la boca, los pantalones en el suelo y rodeado de drugos fuera de control. Qué grande es este show!!!

Las siguientes veladas de Anti-Karaoke en Monasterio tendrán lugar el viernes 4 de Septiembre y el viernes 18 de Septiembre. Y recordad: el sábado 19 de Septiembre, Anti-Karaoke llega a Lloret de Mar (Sala Yates Hard Rock). Allí nos veremos!!!

Foto: Maria Jose

ANTI-KARAOKE SALOU: 19-8-15

Tremenda la noche de Anti-Karaoke ayer en Salou. La sala Zeppelin volvió a llenarse a reventar de rockeros con ganas de darlo todo, y lo que podría haber sido una tranquila noche de miércoles al final tuvo más que ver con un típico A.K. de fin de semana. De hecho, el show terminó a las 3 y pico de la madrugada, o sea: una hora y pico más tarde de lo previsto. Y es que esa recta final fue vertiginosa y realmente nadie quería irse a casa. Pasamos de “Highway to Hell” a “Smells Like Teen Spirit”, y de ahí a “Thunderstruck” para seguir con “Rock’n’Roll” de Zeppelin, “Run to the Hills”, “Killing in the Name”, etc. Fue grande, además, que dos de los invitados especiales de esa noche, las estrellas porno Bibian Norai y Miguel Zayas, siguiesen rockeando con nosotros hasta que prácticamente llegó la hora de cerrar el club. Está claro que el público metalhead y hard rockero de Salou sabe cómo divertirse, y Zeppelinbar es sin duda el club ideal para A.K.

Estrellas habituales del show como Oscarzombie, Fabri, Rafa, Capitán Powertapping o Issixx Carrie compartieron escenario con montones de debutantes, incluyendo a los propios Bibian Norai y Miguel Zayas. Y los maestros de ceremonias, Jou Mistika y Nastia Zi, se encargaron de que el ritmo de la noche no decayese nunca.

¿Momentos destacables? Muchísimos. Ese increíble “Bohemian Rhapsody” de Jou Mistika a dúo con Bibian, los números de burlesque de la siempre bellísima y tremendamente carismática Nastia, un “My Way” muy emotivo interpretado por Oscarzombie, ese salvaje “Rock’n’Roll” que cantó Capitán Powertapping, el enorme dueto de Rafa e Issix en “The Final Countdown”, los debuts de gente tan carismática como Eric (tremendo ese “Redneck” de Lamb of God), Keith con un divertido “Teenage Kicks”, un Tim pasadísimo de vueltas con “Basket Case”, ese “Master of Puppets” tan rotundo con el que sorprendió Emma, un precioso “Knockin’ On Heaven’s Door” a cargo de Erik e Isa que coreó toda la sala, ese demoledor “Thunderstruck” que cantó Elisabet y que hizo temblar la sala, un bonito “Call Me” de Blondie que interpretaron Sara y Sergi…

Y podríamos seguir y seguir. Era la segunda visita de A.K. a Salou y fue grande ver a gente que acudió al show el mes pasado, pero una buena parte del público descubrió Anti-Karaoke ayer y se declararon fans devotos del show tras vivir un solo show. Tim, uno de los debutantes, nos decía al finalizar que ni podía recordar la última vez que vivió una noche tan loca y sorprendente.

El ambiente fue muy rockero de principio a fin, pero los debutantes que eligieron hits pop como “Viva La Vida” de Coldplay o “Wonderwall” de Oasis, recibieron el apoyo del público igualmente.

A lo largo de los próximos días, podréis ver en nuestra página FB las preciosas fotos de Maria Jose. Y recordad: las siguientes citas de Anti-Karaoke en la sala Monasterio de Barcelona, serán el viernes 28 de Agosto, viernes 4 de Septiembre y viernes 18 de Septiembre. Anti-Karaoke debutará en Lloret de Mar en sábado 19 de Septiembre (Disco Aztek), y el siguiente mes, concretamente el 31 de Octubre, se celebrará el Anti-Karaoke especial Halloween en la sala El Veintinuno de Huesca.

Foto: Maria Jose

ANTI-KARAOKE EN MONASTERIO: 14-8-15

Tremendo el Anti-Karaoke del pasado sábado en la Sala Monasterio. Llenazo de público de principio a fin, actuaciones especiales de músicos de la escena rockera barcelonesa como Amadeo Mescaleros o Panther Hotfeel, apariciones muy potentes de estrellas habituales del show como Oscarzombie, Mr. Eddie Harris, Fabri, Mr. Sambo, Rockfels, Dani & Monica y compañía, y montones de debuts. Fue una de esas noches que sirvió para que mucha gente que jamás había acudido al show, descubriese la magia de Anti-Karaoke.

La velada dio comienzo con un explosivo “Tainted Love” en versión Marilyn Manson, a cargo de nuestros maestros de ceremonias, Aino Sirje y Jou Mistika. Y la locura ya no cesaría hasta el final.

Entre lo mejor de esta grandísima noche, hay que citar un demoledor “Laid to Rest” de Lamb of God a cargo de Oscarzombie, un tremendo “Freedom For All” cantado por su propio autor Amadeo Mescaleros, la bellísima interpretación de “Back To Black” de Amy Winehouse con la que sorprendió Panther Hotfeel, un salvaje “I Wanna Be Your Dog” con Aino encadenada, un majestuoso “Bohemian Rhapsody” con el que Jou Mistika levantó al público, y momentos festivos hard rockeros como “Pour Some Sugar On Me” interpretado por Rockfels, “Born To Be My Baby”, que cantó Mr. Sambo, “Rock and Roll All Nite” a cargo de Mr. Eddie Harris, un precioso “Sweet Child O’Mine” con La Ruslana y sus amigas dándolo todo en escena, el siempre irresistible “The Final Countdown” cantado a medias por Dani y Monica o “You Give Love a Bad Name”, cantado también a medias por Xiscou y Mark.

Si a eso le sumamos la larga lista de debuts que disfrutamos a lo largo de las tres horas que duró el show, con presencia femenina constante en el escenario, está claro que fue una de esas noches que provocan cualquier cosa menos indiferencia. Y además pudimos celebrar por todo lo alto el cumpleaños de nuestra compañera de batallas, Maite Cardò.

Cuando el show llegó a su fin, con el “Killing in the Name” más pasado de vueltas de los últimos tiempos, orquestado por Fabri y sus drugos, la terraza más rockera de Barcelona se llenó de A-Keanos exhaustos pero felices, disfrutando las últimas cervezas de otra gran noche de verano en Anti-Karaoke.

No os perdáis el siguiente A.K. en Monasterio, el viernes 28 de Agosto. Y recordad: este miércoles 19 de Agosto, Anti-Karaoke regresa a la sala Zeppelin de Salou, y contaremos con la presencia de alguien muy querido por el público de este show: la bailarina de burlesque más bella y carismática de Barcelona, Nastia Zi!

Foto: Rockfels

ANTI-KARAOKE EN MONASTERIO: 31-7-15

Gran reunión de la vieja guardia de Anti-Karaoke ayer noche en Monasterio. Durante las tres horas que duró el show, vimos desfilar por el escenario de A.K. a Aino Sirje, Jou Mistika, Lord Vader, Oscarzombie, Rafa, Fabri, Mr. Sambo, Ree Kohl (antes Syd Barretina), Mr. Eddie Harris, Marc Kararocker, Nicte, Sugar Lipstick… Estrellas de esta nueva etapa de Anti-Karaoke en Monasterio como la Ruslana, Miguel o Dani & Monica, y como siempre, un buen puñado de debutantes.

Desde el inicio del show con un glamuroso “Sweet Transvestite” interpretado por Aino como sólo ella podría hacerlo, hasta el final con un atronador “Killing in the Name” a cargo de Fabri y sus drugos, vivimos muchos momentos memorables.

Muy grande Jou Mistika con “Du Hast”, Lord Vader con “Enter Sandman”, Ree Kohl con “I Was Made For Loving You”, Mr. Eddie Harris con un enorme “Sweet Child O’Mine”, Mr. Sambo reinando por todo lo alto con “Thunderstruck”,   Rafa y Montse con un precioso “Delilah”, Oscarzombie con el número más metálico de la noche, ese demoledor “Redneck”, coreado a gritos por dos espontáneas locas, la siempre explosiva Ruslana con “Fuel”, Nicte con “You Shook Me All Night Long” (welcome back, Nicte!!!), Sugar Lipstick con “The KKK Took My Baby Away”, Miguel con el siempre divertido “Basket Case”, Marc Kararocker con “Needles”, un majestuoso “Bohemian Rhapsody” a cargo de Dani, Monica y la sala al completo…

No faltaron las sorpresas, como ese estreno de “A Kind of Magic” de Queen a cargo de Ree Kohl o los siempre imprevisibles números de nuestra carismática maestra de ceremonias, Aino, que combina mejor que nadie glamour y garra punk rockera. Gran, gran noche!

Recordad que las siguientes veladas de Anti-Karaoke en Monasterio serán el viernes 14 y el viernes 28 de Agosto. Allí nos veremos!

Foto: Maria Jose

 

ANTI-KARAOKE MADRID

Los shows veraniegos de Anti-Karaoke en Madrid están resultando tan explosivos como era de esperar. El retorno de muchos performers veteranos del show, nuevas estrellas A-Keanas que han debutado este año, una energía totalmente histérica cada noche y, por encima de todo, el enorme carisma de una maestra de ceremonias como AmyJo Doherty, que cada mes convierte A.K. en el evento más festivo de la noche madrileña.

Es un placer reencontrarse con performers veteranos del show como Uvejo R’n’R, Parker Lewis, Manolito Metal, Reina Fartera, Dan Wright, Mr. Tuckelberry,  Star Mafia Boy, Downtown Danny, Eddie Ramone, el Ginecólogo de Nicole Kidman, Martin Spangle, Forrester… Cada mes, se suman a la lista viejos amigos que hacía tiempo que no veíamos. Este mes, sin ir más lejos, ha sido grande ver de nuevo en el escenario de Anti-Karaoke a la mismísima Cat Woman, que tantas veces reinó en los tiempos de El Sol. También ha regresado al show Iván, performer hard rockero de la vieja escuela, que algún día debería cantar un dueto con Nacho Ibanez. Sus versiones de Bon Jovi siempre levantan al público y derrocha carisma a destajo en escena. 

La primera noche en El Perro de la Parte de Atrás del Coche fue tan loca que es un milagro que la barra de bar de la sala no terminase cediendo, cuando Parker Lewis, AmyJo y compañía saltaron sobre ella para ponerle el broche de oro a la memorable velada con un “Killing in the Name” verdaderamente épico.

El viernes pasado tuvo lugar la segunda ofensiva A-Keana en El Perro, y de nuevo el ambiente fue increíble. Entre los mejores momentos de la noche hay que citar los temas que cantó AmyJo respaldada por sus bailarinas, las AK 47’s (muy grandes esos “I Love R’n’R”, “Johnny B. Goode”, “Groove is in the Heart”…), el majestuoso “Somebody to Love” de Queen a cargo de Cat Woman, un espectacular “Born To Be My Baby” que cantó Iván, el “Attitude” más punk rockero que hemos escuchado en meses, cortesía de Downtown Danny y de un desatado Uvejo R’n’R, las memorables actuaciones de Star Mafia Boy, que nos deleitó con los clásicos “Born to Lose” y “20th Century Boy”, un “Battery” de Metallica que hizo temblar la sala, cortesía de un Mr. Tuckelberry totalmente fuera de control, un extraordinario “Ziggy Stardust” interpretado con mucha clase por Martin Spangle, la locura de “Song 2” que cantaron The Weirdos, un eufórico y festivo “The Final Countdown” interpretado por el gran Dan Wright, un también eufórico y pasadísimo de vueltas “Walking on Sunshine” que cantó Forrester, Chill Out Ladys debutando en A.K. con “Sweet Dreams” de Eurythmics, El Dude haciendo bailar a toda la sala con el siempre cachondo “Pretty Fly (For a White Guy)”

Gran, gran noche que finalizaría como mandan las tradiciones Antikaraokeanas con un loquísimo “Killing in the Name”, con invasión escénica incluida. Sólo podremos mejorar esto el mes que viene si además se suman a la fiesta las damas de la noche que pueblan la calle Ballesta y que seguro se sentirían como en casa entre los adorables personajes que acuden cada mes a este show.

El viernes 3 de Julio será el último Anti-Karaoke del verano en Madrid, de nuevo en la sala El Perro. No os perdáis una noche que promete ser una absoluta locura.

AMYJO DOHERTY: “Hay que celebrar el jamón, las cosas bonitas o las cosas tontas”

Hace unos años se empezó a saber de AmyJo Doh (Aldershot, Reino Unido, 1978) por ser la cantante de The Ezra Beats, sin embargo su atractivo mediático se centraba en el apellido, el mismo que comparte con su hermano Pete Doherty, cantante de The Libertines. AmyJo llegó a España como profesora de inglés, y aunque el viaje iba a ser un pequeño trámite antes de marcharse definitivamente a México, el destino le puso en ventanilla otro tipo de vuelo, más artístico y pintoresco. 

Con el inicio de The Ezra Beats en Madrid, AmyJo empezó a abrirse camino en el circuito de salas pequeñas hasta toparse con la metamorfosis que dio lugar al fin de The Ezra Beats y al nacimiento de The Spangles, banda con la que ya ha sacado el Ep “Shake It!” (2013) y el single “Paranoid Sam” (2014), trabajos éstos que, aparte de ser familia de la canción “Museo Del Jamón”, darán también lugar a un próximo Lp de pelaje variado (Rock and Roll, Punk, Anti-Folk…).

Estudiaste Historia, ¿verdad?

“Sí. El curso en la Universidad tenía un poco de todo, pero a mí me encantaba la Historia Europea Moderna. Lo empecé con dieciocho años. Era como una especie de grado o módulo que seleccionabas antes de entrar en la Universidad, algo más concentrado, aunque después en la Universidad era ya más general”.

¿Qué motivo tenías para haber estudiado ese tipo de Historia?

“No sé. Creo que los humanos vamos en ciclo, aunque también puede que me interesara la historia debido a que mi padre es militar. No era por algo político exactamente, sino por las revoluciones que empezaron en Francia, el comunismo en Rusia… No sé, siempre me fascinó, y especialmente como inglesa, porque nada de eso ha pasado en nuestro país. En mi tesis universitaria traté el tema de por qué no funcionaron las revoluciones en Inglaterra. Creo que tiene mucho que ver con la cultura y con el estado de felicidad de la gente”.

Pero la gente ha sufrido bastante en Inglaterra…

“Claro, han sufrido también, pero por ejemplo en Alemania estuvieron los locos de los nazis, todo porque estaban tan desesperados…”.

¿Cómo en España o Italia?

“Sí, también”.

¿Piensas que el clima influye?

“Puede ser. Si es por el clima, podríamos decir que los ingleses sufrimos más”.

A ver si va a ser por el tópico que dice que la comida inglesa es mala…

(Risas) “La verdad es que, aunque soy inglesa, no he vivido mucho allí. O sea, que no crecí de joven demasiado por allí ni nada. Pero a mí me encanta la comida, y cuando la gente dice que está mal, me pregunto cómo puede ser eso habiendo tantas cosas. ¿Sabes? Cualquier cosa, como asados, postres… También hay quesos y jamón. Me gustaba especialmente el ‘roast dinner’, que es una cosa que se come los domingos. Es un asado que se sirve en la cena. Muy rico”.

Perdona si me he desviado con el tema de la comida. De todas formas, quería destacar –antes de hablar sobre comida- la labor de tu padre como militar, sobre todo cuando lo destinaron a Irlanda del Norte durante el apogeo del I.R.A., manteniéndoos alerta.

“Totalmente. Claro. Conocemos gente que han perdido a sus padres por bombas debajo del coche. La verdad es que en esos días muchos padres fueron sin sus respectivas familias, pero mi padre -y creo también mi madre tuvo la misma idea- tomó la decisión de que fuéramos juntos. Vaya, que él no iba a ir solo. Para nosotros era una cosa normal estar así. Por ejemplo, veíamos sospechoso cualquier paquete que llegaba al buzón. Todo era sospechoso y un riesgo, como el hecho de ir a hacer la compra. Yo tenía un truco para ver si había alguna bomba debajo del coche”.

Lo de agacharte para atarte los cordones, ¿verdad?

“Sí, ese. Me agachaba para mirar si había alguna bomba en los bajos del coche de mi padre, pero disimulaba haciendo que me ataba los zapatos. Mira, tuve una operación importante de corazón y no lo recuerdo ahora bien, pero durante ese tiempo la gente siempre me preguntaba por el trabajo de mi padre. Yo respondía que él trabajaba en Correos, pero lo decía porque estaba ‘programada’ para contar eso. Por eso tiene mucho sentido que los ingleses estén trabajando ahí”.

¿Lo veías mucho?

“No tenía mucho tiempo para visitarme. Recuerdo que una vez fuimos al hospital en un coche blindado. Yo no sabía por qué, porque era muy niña, pero lo recuerdo como algo ‘normal’. Imagino que es como lo que sucedía aquí con E.T.A., ¿no?”.

¿Qué problemas tuviste en el corazón?

“Nací con ello, aunque no era algo muy conocido. Nací con un agujero en el corazón y con ocho o nueve años vieron que era mejor operar porque, según mi madre, estaba muy amarilla y un poco flaca. Pero es como lo que te contaba antes de mi padre, que cuando uno es muy niño no es consciente de lo que sucede”.

Se es más inocente…

“Yo quería ser gimnasta, pero por ese problema no podía serlo. Me encantaba también correr, aunque me sentía rara al hacerlo antes de ser operada, claro. Creo que hemos tenido suerte por la manera en la que nuestros padres nos han dirigido; cualquier cosa era ‘normal’“.

Me sorprende la serenidad con la que afrontas los acontecimientos porque, si no estoy en un error, te reventaste, literalmente, el dedo gordo en uno de tus conciertos.

“Sí. (Risas) ¡Y lo puse en un gintonic! Para mí era como un bautismo de fuego. Hay muchos músicos que dicen que no eres un músico hasta que te sangran los dedos, ¿no?, pues yo tengo todavía gotas de sangre dentro de la guitarra. Es un poco raro, pero me siento un poco orgullosa de ese momento. Es como decir: ‘¡OK, ya he llegado!’. Además, el gintonic era ‘pink’, que es algo todavía más bonito”. (Risas)

¿Con qué edad te pasó?

“Bueno, fue hace poco, porque no ha pasado nada de tiempo desde que empecé a tocar en Madrid. No sé, a lo mejor hace cuatro o tres años”.

Por aquel entonces apareciste en Discogrande

“Sí, con The Ezra Beats. En esos días estábamos empezando y yo me sentía muy nerviosa. Tocaba y siempre tenía que mirar la guitarra mientras lo hacía. El micrófono siempre tenía que estar en un sitio porque yo no podía mirar al frente. Todo por los nervios”.

O porque no te acordabas de los acordes.

“No, no. Si no los recordara no podría hacerlos, ¿sabes? Ahora ya no estoy con The Ezra Beats, sino con The Spangles, pero los chicos no me dejan tocar tanto. Yo escribo todas las canciones con mi guitarra, pero la verdad es que no soy una música estudiada; nunca he tenido clases. Aunque toco cada día, ahora estoy muchísimo mejor que antes y puedo tocar sin mirar. Dicen que canto mejor si me centro en el micro”.

¿Y qué fue de The Ezra Beats?

“Es que Ross Stewart, el chico escocés que era mi compañero, se ha ido a vivir a Londres. Él estaba trabajando en España también como profesor de inglés. La verdad es que pensaba en volver (y quería) debido a que tiene dos niños”.

¿Tú no pensaste en hacer lo mismo, irte a Londres y tocar allí?

“No. La verdad es que no, y tampoco quiero ser pesada. Ross ha cambiado el trabajo con su mujer. Ahora es ella la que trabaja y él el que cuida de la casa y de los niños. Lo que vivimos fue algo fantástico y gracias a él me subí a un escenario, pero tampoco quiero ir detrás de él. Es una pena, porque teníamos una muy química muy buena. También estaba Martín Dalla, nuestro batería”.

O sea, que se disolvió The Ezra Beats por cuestiones extramusicales y familiares, por lo que veo.

“Él, Ross, se fue, y como no ha pasado nada más aquí… Seguro que habríamos ganado algo si The Ezra Beats hubieran continuado. También, hace unos dos años, cuando yo fui a Londres, tocamos algunas veces los dos juntos, pero fue algo puntual. Hacíamos esos shows cuando quedábamos con los amigos. Era una pena, la verdad, porque teníamos muy buenas canciones y porque Ross es una persona muy talentosa. De todas formas, tampoco quiero pensar demasiado en que era una pena, porque en realidad fue fantástico lo que pasó. Y además, como te he dicho, gracias a él me pude subir a un escenario”.

Sobre las canciones que salieron en el Ep “Shake It!” y en el single “Paranoid Sam”, veo que tienen ya cierto tiempo. Incluso ya las tocasteis en el concierto de Radio 3. “The Pirates” fue una de ellas.

“Sí, incluso con The Ezra Beats. Yo creo que, como he empezado muy tarde, cuando empecé a tocar sentí que mis canciones eran como bebés. Martín Vial, que ahora toca el bajo pero es también el productor, viendo que yo quería tocar todo, dijo que había que tener las canciones como si de tartas en el horno se trataran. O sea, que había que dejarlas reposar para que crecieran como un niño porque, cuando tienes una canción hecha con la guitarra, hay tantas posibilidades… Y ahora, fíjate, somos cinco, mientras que con The Ezra Beats éramos dos y a veces no teníamos bajo o batería; dos voces y dos guitarras. Ahora hay teclas, hay bajo, hay batería… Aún estamos empezando a tocar juntos, pero cada uno llega su personalidad. Creo que en Noviembre o en Diciembre saldría algo ya. Además, Martín es muy meticuloso, pero yo soy muy impaciente, por lo que, si es por mí, habríamos grabado tres álbumes ya”. (Risas)

Pero eso dice mucho de ti y de tu creatividad.

“Tengo hasta canciones nuevas que ni he enseñado a los chicos, pero porque en los ensayos estamos concretando todavía con algunas. Pero mejor así, porque yo puedo tocar y cambiar cosas”.

“I Love You” y “Sorry” son dos temas que me han interesado más que los otros debido a que son distintas. La primera, “I Love You”, va hacia tus padres, mientras que la segunda, “Sorry” es acerca de dos relaciones y sobre cómo decir “lo siento” de dos maneras. “Déjame En Paz”, la cara B del single, también me llama la atención por eso. ¿Son estas canciones una especie de respuesta a las composiciones más rápidas y atropelladas (como “Shake It!”)?

“La verdad es que mi experiencia como escritora y como poeta, porque para mí son como poemas, ha crecido mucho. ‘Shake It!’ vino porque ya estaba agotada de una relación con un chico. También influyó que con The Ezra Beats dábamos shakers en los conciertos, así que todo salió muy fluido. Estaba muy enfadada con ese chico y no podía más, así que me sentía agitada, como un shaker. (Risas) Casi nunca, hoy en día, escribo las letras y luego busco la música. A veces me sale una línea y la desarrollo. Incluso tengo un libro con anotaciones e ideas. Lo mismo en el teléfono. Pero son cosas que siempre olvido a la hora de escribir una canción, porque son cosas que vienen juntas y porque tampoco te levantas diciendo: ‘Hoy voy a escribir una canción de amor’. Es que no me sale”.

Pero por eso mismo te lo decía, porque dependería del estado de ánimo.

“Sí, totalmente. Es un misterio del Universo porque siempre he pensado que las canciones vienen ‘de arriba’. Tengo una canción que se llama ‘Shaking Of My Corazón’ que me parece fantástica, me encanta, pero Martín me ha dicho que no dijera que mis canciones son fantásticas. ¡¿Por qué no iba a decirlo?! (Risas) Yo creo que lo es porque ha venido así, sin más, y porque alguien me lo ha dado. No sé si Dios o el Universo, pero me lo han dado”. 

O el karma.

“¡También! No sé, son mensajes”.

Hablando del karma, ¿qué le pasó al tipo al que le dedicaste “Shake It!”?

“Ahora vive en América. Está casado y somos amigos”. (Risas)

Con “Paranoid Sam” noto que vas por un camino más serio. Te lo digo porque hay mucho público que solamente te conoce por “Museo Del Jamón” y por cómo es, ergo es posible que los cortes más “serios” puedan quedarse olvidados.

“Es justamente lo que dijo mi manager la primera vez. ¿Sabes que yo quería sacar esa canción como single? Pero él me dijo que no porque la gente iba a pensar que éste era un proyecto de broma. Es verdad, aunque a mí no me importa tanto –a lo mejor debería-, pero yo sé que si la gente está interesada, buscará otras canciones, y más ahora que el proyecto va sobre ruedas, por lo que podremos enseñar la otra cara. De todas formas, seguro que seguiré escribiendo tonterías. El caso de ‘Museo Del Jamón’ es porque se trata de una canción un poquito festiva. La grabación está genial y musicalmente es seria, pero por las palabras… No sé por qué se tiende a pensar que la música, la cultura Pop o Indie, tiene que ser algo serio, con penas, ¿sabes? Ser ‘cool’ no significa ser serio. Además, hay que celebrar el jamón, las cosas bonitas o las cosas tontas. Incluso hablar como te dé la gana y ponerte la ropa que quieras”.

Pienso que eso tiene una raíz. Por ejemplo, ¿cómo ves el nivel de inglés de los españoles? ¿Bajo?

“¿Sabes lo que pasa? Que el problema que tienen los españoles con el idioma es por el nivel de vergüenza. A lo mejor el ochenta por ciento habla muy bien inglés, pero dicen que no por miedo al qué dirán o por si tienen acento o algún error. ¡Mira yo, que hablo español con errores y acento, y no pasa nada! Los ingleses siempre dicen, muy convencidos, que hablan español, pero en realidad conocen dos palabras y fatalmente. Por eso te digo que es el nivel de vergüenza. Además, últimamente veo que el nivel en España está mejorando, desde luego”.

No será por los políticos…

“¡Vaya representantes que tenéis! Casi ni hablan español, joder”. (Risas)

¿Es posible que una canción “con acento” y con tópicos levante más simpatías y llame más la atención? A comienzos del verano circuló por Internet una canción titulada “Salsa Tequila”, del cómico noruego Anders Nilsen. Él, con algunas palabras en español, hacía la letra de la canción, aunque todo eran tópicos españoles y latinoamericanos totalmente mezclados. No sé si la conoces, así que te pondré el vídeo en el portátil.

[Después de ver el clip, la entrevista continúa] “Puede ser lo que dices. Yo creo que es porque, a lo mejor, ayuda a la gente a reírse de ellos mismos también. Pero la verdad es que flipé cuando vine aquí y empecé a mirar grupos acústicos con Ross en los unplugged o en casa. Cuando graban no es tan evidente, pero hay muchos grupos cantando en inglés que lo hacen fatal. Un día pregunté y me dijeron que era más fácil cantar canciones escritas en inglés. ¡¿Pero por qué tratan de escribir canciones con tonterías?! Una canción debería ser algo que sale del corazón, pero si es solo para escribirla en inglés, como que no. Viendo eso, ¿por qué no iba a poder yo escribir canciones en español? No es por un acto de vergüenza, sino porque también hay un montón de gente que habla en ‘spanglish’, algo que es prácticamente ya un idioma. Mola, es divertido. Pero eso de escribir canciones en inglés porque es más fácil… Hay gente que me decía eso y no sabían ni siquiera hablar inglés. ¡¿Pero qué dicen estos idiotas?! Nunca lo olvidaré”. (Risas)

Supongo que es chocante escuchar a un grupo español cantando en inglés malo…

“Sí, pero parece que a ellos no les importa. También hay gente buenísima, como Jack Knife, que cantan y escriben muy bien en inglés, como otros muchos grupos. Lo malo está en esas bandas que piensan que la música viene de Manchester, por lo que hasta ellos mismos quieren ser ingleses. ¿No sería más fácil gastarse el dinero en un curso de inglés y luego escribir canciones?”. (Risas)

¡El famoso curso de las mil palabras!

“Con The Beatles, no con Oasis, que con The Beatles al menos aprenden algo. Es que Liam Gallagher tampoco puede escribir canciones, entonces…” (Risas)

Cambiando de tema. ¿Es “Paranoid Sam” una crítica a los Estados Unidos? Ya sabes, ¿no? Ahora está en boga el tema del espionaje, de la paranoia terrorista… y claro, el tío Sam está inquieto.

“No va por eso, pero es muy interesante y muy buena tu teoría. Tal vez debería decir que es por eso. (Risas) Pero no, no. Es por eso de que todos somos un poco paranoicos y, por ende, ridículos. ¿Sabes esa gente que se esconde porque cree que está siendo perseguida? Pues algo así. Bueno, a veces es verdad que tienen motivos para esconderse”.

Lo veo más cercano a la idea de que “alguien” juzgue lo que estemos haciendo.

“Ya, también”.

¿No te pasaba a ti al principio?

“No, porque cuando te subes al escenario con cualquier canción en cualquier idioma, la gente puede ubicarte. Por mi familia también había algo de eso, ¿sabes? Mira, ‘Museo Del Jamón’ me salió de una manera muy natural, pero me hacía gracia que fuese un ‘museo’ y del jamón. Aún así, no pensaba en escribir una canción en español. Mi ex novio me dijo que parecía publicidad, pero te aseguro que no lo era. Nos hacía gracia y la grabamos”.

¿Hubo contactos con la marca?

“Al principio me daba vergüenza porque no quería que pensaran que la había escrito para ellos, pero luego todo fue muy bien. Eso sí, sin intención alguna, sino que es algo natural. Algo que me gusta de este proyecto, porque es natural y orgánico. Por eso grabamos canciones poco a poco, pese a que tengo poca paciencia”.

Curiosamente te quisiste llamar The Pig Lady.

“Sí, y con The Ezra Beats también. De hecho, quería llamar a The Ezra Beats Las Cerdas Con Cuerdas, pero Ross me dijo que no. Claro, así no podía ser The Pig Lady, mi alter ego. Siempre me han encantado los cerdos. Incluso recuerdo que mi hermano me llamaba The Pig Lady y yo a él Piggles. Entre mis amigos universitarios –éramos cinco- nos llamábamos The Pigs. Era ridículo, pero me encantaba. Últimamente he visto por aquí que hay gente con cerditos pequeños como mascotas”.

Sí, cerdos vietnamitas.

“Los adoro. Si algún día tengo un jardín, tendré uno”.

Siendo hermana de Pete Doherty, ¿temías que te juzgaran demasiado?

“Claro, es un arma de doble filo porque te abre puertas para unas cosas y te las cierra para otras. Al principio, cuando empecé con The Ezra Beats, no quería hablar con nadie que quisiera entrevistarnos. Íbamos a tocar a sitios y demás, y había gente que estaba interesada por mi hermano. Por eso no quería usar mi apellido”.

Ahora eres AmyJo Doh, con un Doh que me recuerda al “D’oh!” de Homer Simpson.

“¡Sí, es verdad! Es una tontería, pero fue una idea de la banda. A mí, como te dije, me gustaba The Pink Lady, pero al final preferimos utilizar AmyJo Doh y así evitar el Doherty”.

¿Qué opina Pete acerca de que no utilices el apellido de la familia?

“Bueno, él dice que lo utilice, que no pasa nada. Pero no sé, es una cosa que no puedes explicar. A lo mejor es complicado”.

Entonces, intuyo, que es por tener en cuenta a la prensa amarilla británica.

“Son unos buitres. Nunca sabes con quién estás hablando, así que te vuelves un poco paranoico. También tiene otro lado, y es que, cuando estás en el círculo de la fama, necesitas que hablen de ti, pero no necesitas a The Mirror o a The Sun, ¿entiendes? Esa corriente sirve a veces, incluso. Mi hermano dice que venda una historia y que cuente que fui la primera en darle un ‘pico’. A él le da igual. No le importa. Supongo que es porque no lo lee, como dice mi madre. Pete se lo toma como de broma, se ríe de ellos. Pero no sé, yo pensaba más en mi madre y en mi abuela. Aunque si lo pienso, podría ser millonaria, la verdad, pero he preferido ser pobre”.

¿Y honesta?

“No exactamente. Es que, cuando haces una entrevista con ellos, nunca sabes qué van a poner”.

¿Cómo aseguras que van a escribir sobre ti y no sobre Pete? Lo mismo hablaban de ti diez minutos y dos sobre tu hermano, pero era al final lo familiar lo que ha terminado plasmado en el papel.

“Ah, claro, siempre lo han hecho así, lo que pasa es que me fue dando igual con el tiempo, porque sé la gente que hay. Por eso antes prefería no hablar. Ahora hablo porque sé qué van a hablar de mi hermano y porque van a leer la entrevista por ser la hermana de mi hermano, pero no me importa, pues tengo mi propio proyecto y estoy orgullosa de ello. Tengo ya más años y no soy tan paranoica”.

No me he leído todas las entrevistas que te han hecho, pero en la mayoría te preguntaban sobre aspectos personales y no musicales con tu hermano. Sí leí, por lo que contaste, que siendo niños cantabais juntos y hasta componíais canciones.

“Sí. La verdad es que él cantaba mal (Risas), por eso yo me ponía al piano. Hacíamos canciones de The Beatles y cosas así. Era divertido. Tenemos algunas canciones hechas, como ‘Mr. Mertle’. Lo pasábamos bien haciendo este tipo de canciones prácticamente infantiles”.

También fuiste la persona que le presentó a Carl Barât.

“Cierto también”.

Pero te acababan preguntando por Kate Moss

“Así es. A ver, mi hermano y ella eran novios, pero son trozos de historias del Rock and Roll. Yo entiendo el interés, pero también es una historia que, si estás metido en ella, no era muy feliz. El otro día me enteré que Kate Moss quemó el peluche favorito de mi hermano. ¡No lo sabía! Salió una entrevista en un periódico y el titular era que Kate Moss le había quemado a Pandy, que era como se llamaba su peluche de oso panda. Si la veo, la mato”. (Risas)

¡Qué tierno que llamara Pandy a su peluche!

 “Muy mono. (Risas) Era el peluche que tenía de cuando era niño. En medio de toda la locura y todo esto, Pete siempre tenía a su Pandy. Pero no sabía que Kate Moss se lo había quemado. Pobre Pandy”.

Ahí tienes material para una canción más Punk. Que por cierto, la versión de estudio de “Paranoid Sam” no tiene tanta guitarra como la que escuché en directo anteriormente.

“Sí, porque es más de teclas. La idea era que la canción tenía que sonar más paranoica, y creo que la guitarra es algo más orgánico. Tenemos guitarra acústica, pero yo siempre he querido meter guitarra eléctrica, aunque no me dejan, de momento. A veces probamos, pero que con The Spangles, el uso de la acústica también es un poquito diferente, porque no hay muchos grupos así, con esa formación, pero con la guitarra eléctrica sí hay más. Es más común”.

Diría que el grueso de las canciones llevan una acústica muy marcada. No sé si las nuevas sufrirán algún cambio de ese tipo o si dejarás de lado el sonido que había anteriormente.

“No, no, no. La verdad es que cada canción va a tener su sonido. Habrá acústicas y más Rock and Roll, igual habrá algo más eléctrico. Tenemos una que se llama ‘Gin De Semana’. Ahí digo: ‘Gin de semana… ¡qué buena plana!’. Pues esa es casi todo teclas, aunque con la guitarra también se hace algo. Me parece un poquito flamenca, pero no se nota. Hemos hecho muchos cambios con el grupo. Antes me has dicho lo del concierto de Radio3, pero pienso que aquello se hizo muy temprano. Quiero repetirlo con el nuevo sonido. ¡Volveremos con tres cojones!”.

Pero son canciones que han pasado un tiempo. ¿No van a perder interés por tu parte?

“No, porque antes de Spangles, tocaba con Iñaki García; él a la batería y yo con la guitarra. Luego fuimos metiendo más cosas, como teclados, así que dividimos la canción entre los tres. Después vino otra guitarra y el bajo, y fue ahí donde me di cuenta que con le bajo todo cambia. Le da más profundidad. Es otra canción”.

¿Pasaba algo si te quitabas la guitarra?

“La guitarra para mí era como un escudo, así que cuando me dediqué a cantar sin ella, notaba que estaba subiendo otro peldaño más. Ahora, la verdad, el grupo va a sonar mucho más decidido. Estamos definiendo nuestro sonido”.

O sea, que el grupo se sustenta no de las canciones en sí, sino en el sonido de las mismas.

“Totalmente, y la manera de presentarlas. En el concierto de Radio3 –que no puedo verlo- se ve que estamos empezando, pero es una oportunidad buenísima para presentarnos. A ver si podemos repetirlo en el 2015”.

Dices que no puedes ver ese concierto, ¿pero alguien te ha dicho que alguna canción tuya da vergüenza ajena?

“Sí, he leído comentarios en Internet. Cara a cara no, porque nadie ha tenido los cojones de decírmelo, pero seguro que lo han pensado. Con la canción de ‘Museo Del Jamón’ hay gente que lo piensa, pero otros se lo pasan bien, porque es una canción de Rock and Roll y es fácil. A la gente le encanta y después de un minuto se saben las palabras”. (Risas)

Aunque tus canciones son muy cortas…

“Como una explosión, sí. ¡Igual que mi dedo!”. (Risas)

 Tx: Carlos H. Vázquez

 

 

Crazy karaoke rock show. Sala Monasterio, Moll de Mestral, 30.Barcelona